FISIOTERAPIA

¿Qué es una rotura fibrilar? Causas y tratamiento mediante fisioterapia

fisioterapia-cordoba-rotura-fibrilar

¿Qué es una rotura fibrilar?

La rotura fibrilar es una lesión frecuente en el mundo del deporte. Suele producirse cuando el músculo realiza una contracción violenta acompañada de un estiramiento simultáneo. Este gesto da lugar a que algunas fibras del músculo se rompan. También recibe el nombre de distensión muscular o desgarro muscular.
Ésta lesión solemos observarla sobre todo en recto anterior (parte anterior del muslo), aductores (parte interna del muslo), gemelos (pantorrilla) e isquiotibiales (parte posterior de muslo). En ocasiones puede ocurrir en músculos del tronco, aunque esto último es más extraño.
Dependiendo de la gravedad de la lesión, el tiempo de recuperación oscila entre 5-20 días las lesiones menos graves hasta 3-5 semanas si la rotura es mayor. Estos plazos pueden acortarse si se recibe tratamiento de fisioterapia.

¿Qué tipo de roturas fibrilares existen?
Podemos clasificarlas según su gravedad en tres grados:
rotura-fibrilar-fisioterapia-cordobaGrado 1, rotura fibrilar o leve: existe un estiramiento o rotura de alguna fibra muscular. El deportista experimenta una ligera molestia y una tumefacción mínima. Generalmente en este grado el deportista no es consciente de la lesión cuando se produce, pero sí después de la actividad física o incluso al día siguiente.

Grado 2, rotura de fibras parcial o moderada: en este grado la rotura de fibras del músculo es mayor.
La palpación en la zona afectada es dolorosa. Hay tumefacción y una pérdida de movilidad. Además suele verse afectada la marcha si la lesión se produce en el miembro inferior. El deportista habitualmente abandona la actividad deportiva en el momento mismo de la lesión.

Grado 3, rotura de fibras total o grave: aquí la rotura es completa del vientre muscular, de la unión miotendinosa o de la inserción del tendón. En la palpación apreciamos un defecto notable y amplio o un hueco en la fibra muscular. Existe menos capacidad de movilidad y carga (sobre todo si es en miembro inferior). Hay un dolor más intenso que en los grados anteriores y aparece un edema.

¿Cuales son las causas principales de esta lesión?
No realizar un calentamiento suficiente o el no realizarlo aumenta las posibilidades de lesión, es fácil que se produzca en deportes como fútbol, atletismo o pádel, en los cuales existen movimientos explosivos.
Otra de las causas que aparece con cierta frecuencia es por sobrecarga muscular de repetición. Esto significa el realizar la práctica deportiva de forma habitual y con intensidad media-alta durante largos periodos de tiempo, en los cuales el músculo va adquiriendo una carga de base que provoca que se vuelva susceptible de sufrir esta lesión. En estos casos, los tratamientos de descarga periódicos realizados por un fisioterapeuta pueden ayudar a evitar roturas musculares fácilmente. 
Hay además otras causas que también favorecen que aparezcan roturas, como una deshidratación excesiva, o una infección latente (una caries dental, por ejemplo)

fisioterpia-cordoba-españa-centro-medico-roan

Tratamiento mediante fisioterapia:
Desde el momento de la lesión hasta las 24 horas después:
Crioterapia.
Vendaje neuromuscular.
El 2º día de la lesión:
-Electroestimulación.
-Realización de ejercicios de contracción isométrica de la zona lesionada.                
-Estiramientos activos por debajo del umbral del dolor.
-Crioterapia.
-Masaje de drenaje.
-Vendaje funcional o neuromuscular.
-Marcha por zona llana.

Al 5ª día:
-Todo el tratamiento anterior.
-Sumamos 20 minutos de marcha a un ritmo mayor.
-Si el paciente es deportista sería carrera continua, siempre respetando que no exista dolor, sería aceptable las pequeñas molestias, pero nunca sensación de pinchazo o dolor.

Del 5º dia al 21ª hablamos en condiciones generales:
-Seguimos con el tratamiento anterior.
-Progresión en la activiad aeróbica, en las contracciones y en los estiramientos, lo que significa que siempre debemos seguir la regla del no dolor, debemos ir aumentando nuestra actividad.
Cuando la carrera continua no genere ninguna molestia, empezamos a realizar pequeños cambios de ritmo y de dirección, aumentando la intensidad de forma muy progresiva. Cuando esto no generé ningún dolor podemos realizar saltos, arrancadas, frenadas y sprints hasta la vuelta paulatina a la actividad deportiva.
-En cuanto al trabajo de fuerza de la zona cuando las contracciones isométricas no generen ninguna molestia, progresaremos a realizar contracciones concéntricas, para terminar con las excéntricas.
-Por último los estiramientos pasarán de ser activos mediante la contracción del antagonista a ser pasivos, siempre respetando el que exista tirantez muscular pero no dolor de la zona lesionada.

El dolor es necesario tratarlo lo antes posible para romper la conocida como “espiral infernal”, el círculo vicioso que crea la contractura-dolor-contractura. Por ello son fundamentales las técnicas de fisioterapia descritas como: crioterapia, drenaje linfático, masoterapia suave en zonas circundantes, vendaje neuromuscular, electroestimulación…

En Centro Médico Roan, contamos con una unidad de fisioterapia, en la que nuestros profesionales pueden ayudarle a superar su lesión.

Sobre el autor

roan

roan

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com