PRUEBAS MÉDICAS

Análisis de las heces

centro-medico-cordoba-medicina-general

Las heces se suelen considerar como un producto de desecho — algo de lo que apetece deshacerse rápidamente tirando de la cadena. El análisis de heces es una prueba diagnóstica utilizada en medicina para el estudio de posibles alteraciones en el aparato digestivo principalmente. Se trata en recoger una pequeña cantidad de heces para después analizarla en el laboratorio. Los estudios que más se realizan sobre las heces son:

  • Estudio físico: valora la consistencia, densidad, color y olor de las heces.
  • Prueba de Van Kamer: es una prueba específica para medir la cantidad de grasa en las heces con más exactitud que un estudio bioquímico. Se necesitan recoger varias muestras de heces.
  • Estudio bioquímico: se estudia lo componentes que forman las heces.Tener en cuenta que en condiciones normales las heces son un 70% agua, y el 30% restante son otros componentes como grasas, proteínas, bacterias y fibras, no digeribles.
  • Sangre oculta en heces: permite detectar la presencia de pequeñas cantidades de sangre mezclada con las heces. En la actualidad se recomienda a los mayores de 50 años se realicen esta prueba anualmente como ayuda para diagnosticar el cáncer de colon (aunque para el diagnóstico precoz de este tipo de cáncer la prueba más efectiva es la colonoscopia), también muy útil para detectar tumores desconocidos.
  • Coprocultivo: del mismo modo que se pueden aislar microorganismos en la sangre mediante un hemocultivo, o en la orina mediante un urocultivo, en las heces se puede realizar un coprocultivo para aislar gérmenes patógenos.
  • Detección de enzimas: se estudia la presencia de enzimas pancreáticas en las heces, las cuales son esenciales para la digestión.
  • Examen en fresco: se diluyen las heces y se observan directamente con el microscopio. Permite detectar parásitos y sus huevos, y otros elementos más grandes.

analisis-de-heces-centro-medico-cordoba

Cómo se realiza el estudio

El estudio de las heces requiere de la toma de una muestra de heces por parte del paciente. En la mayoría de los casos, la recogida de la muestra puede realizarla el propio paciente en su domicilio. La recogida de las heces requiere de una higiene íntima adecuada mediante la limpieza de la zona perianal y de los genitales externos con agua y jabón. El paciente debe orinar previamente a la defecación dado que las heces mezcladas con orina no serán útiles para el estudio pues pueden estar contaminadas por gérmenes del tracto urinario. El paciente deberá proceder a una nueva limpieza íntima tras la micción y antes de proceder a la defecación. Existen diferentes métodos para la recogida de muestras pero habitualmente al paciente se le aconseja el uso de un recolector de heces de plástico estéril (de venta en farmacias) que se coloca sobre el bidé o bien sobre un recipiente previamente desinfectado. El paciente deberá evitar el uso de sus manos para no contaminar la muestra por lo que deberá ayudarse mediante el uso de unos guantes de látex o de una espátula para la recolección y deberá depositar la muestra en un recipiente estéril específico para ello que será facilitado en el centro o en una farmacia.

La cantidad de muestra necesaria para el análisis variará en función del tipo de estudio que se deba realizar; así el estudio bioquímico o el estudio de sangre oculta en heces requiere de una pequeña cantidad y una muestra única; otros estudios más complejos como la búsqueda de grasa o parásitos en heces pueden requerir de una mayor cantidad y de varias muestras consecutivas para su estudio. El médico deberá indicar al paciente la cantidad y el número exacto de muestras necesarias para cada estudio.

Una vez recogida la muestra de heces el paciente deberá entregar el envase cerrado lo antes posible y en plazo máximo de 24 horas en el centro en el cual ha sido solicitado el estudio para desde allí ser enviada a analizar a un laboratorio especializado.

La muestra puede conservarse en el frigorífico dentro del recipiente cerrado hasta el momento de la entrega.

Preparación para el estudio

El análisis de las heces no requiere de ninguna preparación especial por parte del paciente.

La mujer deberá evitar en la medida de lo posible la toma de la muestra durante la menstruación para evitar la presencia de sangre en las heces que pueda dar lugar a una interpretación errónea de los resultados.

Determinados estudios requerirán de condiciones especiales como evitar la toma de determinados alimentos o fármacos los días previos a la recogida de muestras o la recogida de tres o más muestras de heces consecutivas, entre otras; en cualquier caso, el médico deberá indicar al paciente estas condiciones especiales.

Si tiene alguna duda o consulta sobre este tema visítenos o escríbanos.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

Powered by themekiller.com anime4online.com animextoon.com apk4phone.com tengag.com moviekillers.com